Contrato de internet móvil

higher math
Contrato de internet móvil

Además de las prestaciones del servicio en un contrato de internet móvil también debemos leer detenidamente la letra pequeña. Y es que allí se esconden aquellas condiciones que son incómodas de comunicar pero muy relevantes al contratar internet móvil. Leyendo la letra pequeña del contrato de internet móvil encontraremos algunas sorpresas como términos de permanencia mínima, costes adicionales por consumo o los costes mensuales después de las cuotas en promoción.

Las reclamaciones en telecomunicaciones son las que más peso tienen las reclamaciones de servicios de los consumidores. De hecho en 2014 representaron el 37,6% de las reclamaciones hechas por la organización defensora de consumidores Facua. En esta sección vamos a ver lo que debes tener en cuenta al firmar un contrato de internet móvil para evitar sorpresas a fin de mes.

Términos de permanencia mínima
Si sólo necesitas internet móvil durante el verano o si quieres cambiarte fácilmente de tarifa cuando tengas problemas con el operador, encuentres tarifas con mejores precios o quieras más velocidad o capacidad de datos no querrás atarte a un contrato de internet móvil con permanencia mínima de hasta 24 meses.

Precios sólo para clientes de otros servicios
Algunos operadores publican tarifas baratas de internet móvil que sólo aplican para sus clientes de ADSL. Si no tienes contratado el ADSL del operador, el precio de la tarifa de internet móvil es mucho más alto que el publicado. Así que antes de contratar la tarifa asegúrate que el precio del contrato de internet móvil aplica para ti.

Costes adicionales por volumen de datos
Este es uno de los costes escondidos más difíciles de identificar. Hay tarifas de internet móvil que incluyen una cantidad limitada de datos que puedes consumir al mes. Al consumir todos estos datos el operador de internet móvil te factura por cada megabyte adicional. Si descargas películas o juegas en línea puedes tener sorpresas de cientos de euros a fin de mes.

Así que lo mejor es evitar este tipo de tarifas y decidirse por un contrato de internet móvil sin coste adicional por consumo de datos. Con estas tarifas de internet móvil navegas a máxima velocidad hasta consumir los datos incluidos en la tarifa. Una vez consumas todos los datos sigues navegando sin coste adicional pero a una velocidad reducida.