Tu derecho a cambiar de operador

operadores_internet_movilA menos que estés en medio de la permanencia mínima de un contrato de internet móvil, puedes cambiar de operador cuando quieras. Especialmente si tu internet móvil está ligado a tu número de móvil merece la pena que portes la línea al cambiar de operador. Si tu antiguo operador le pone trabas al proceso tienes derecho a reclamar. Los primero, al presentarse un problema con el cambio de operador es interponer una reclamación directamente ante la empresa proveedora del servicio. Y lo mejor es hacerlo por Email o por correo, para que de este modo haya una constancia escrita del inicio del proceso. Una vez la empresa reciba la reclamación, tendrá un mes para contestarla. De no hacerlo o si la respuesta no es satisfactoria puedes acudir a las Juntas Arbitrales de Consumo o a la Setsi.

Las Juntas Arbitrales de Consumo son una vía extrajudicial, rápida y gratuita para resolver este tipo de conflictos. Las resoluciones de una junta son de cumplimiento obligado, así que es posible solucionar un problema sin necesidad de recurrir a la vía judicial. En todo caso adherirse a una Junta Arbitral es de carácter voluntario; si la empresa no está adherida a alguna, el recurso que queda es la Setsi.

La Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información (Setsi) pone a disposición de los usuarios la Oficina de Atención al Usuario de Telecomunicaciones para resolver reclamaciones. Debes interponer la reclamación ante la Oficina en un plazo de tres meses contados desde la respuesta del operador o un mes después de haber abierto la reclamación ante el operador y no haber recibido una respuesta. La Oficina deberá resolver el recurso en un plazo de 6 meses.

En todo caso cambiar de operador de internet móvil es por lo general un proceso fácil y rápido. Las reclamaciones son casos extremos al cambiar de operador.