Velocidad de internet móvil

La velocidad de conexión de internet móvil es fundamental al elegir una tarifa. Y la pega es que no es fácil saber qué velocidad real ofrece una tarifa o qué velocidad es la que necesitas. Las ofertas de internet móvil están llenas de tarifas “a máxima velocidad” o a “velocidad 4G”. Pero, ¿cuánta velocidad es esa? Y ¿cuándo se justifica? Igual, la máxima velocidad de internet móvil que promocionan los operadores es una velocidad teórica, quizás nunca alcanzable. Vamos a ver en las siguientes secciones todos los detalles de la velocidad de internet móvil y como elegir la que más te conviene.

Ventajas de una alta velocidad de internet móvil
Si usas el internet móvil para chatear, enviar correos electrónicos o navegar de cuando en cuando la velocidad de conexión a internet móvil no es de gran importancia. Con cualquier tarifa de internet móvil de cualquier operador de España tendrás suficiente velocidad para todo esto. Pero esto cambia si quieres navegar en tu ordenador frecuentemente, visitando sitios con fotos, vídeos o animaciones. En este caso no querrás esperar muchos segundos para cargar una página cada vez que navegas en internet. Con una conexión rápida de internet móvil las páginas cargarán más rápido y la navegación será más fluida.

Al descargar archivos también notarás la diferencia. Descargar vídeos, fotos o archivos toma hasta 10 veces más de tiempo con una conexión de internet móvil 3G que con una 4G. Y si quieres subir archivos a la red también notarás la diferencia. Con una conexión rápida de internet móvil podrás subir fotos a redes sociales o vídeos al Youtube al instante.

Si usas servicios de música en streaming como Spotify o de películas en línea como YOMVI merece la pena un internet móvil rápido. Con estos servicios no descargas canciones ni vídeos a tu móvil u ordenador, sino que los reproduces en línea. Para que el sonido y el vídeo sean fluidos necesitas de una rápida conexión a internet móvil.

¿Qué son el 3G y el 4G?
La velocidad máxima de conexión de internet móvil depende de la generación de la red móvil. Comercialmente en España hay dos tipos de redes móviles: la 3G y la más reciente 4G. Con estas tecnologías es posible transmitir datos a una velocidad determinada a través de la red móvil. Esta velocidad se mide comúnmente en megabits por segundo (Mbps). Esto es, cuantos megabits (cantidad de datos) puede transmitir el internet móvil por segundo.

Un archivo de una canción mp3 ocupa unos 5 megabytes, es decir 40 megabits. Con una conexión 4G puedes descargar esta canción en menos de un segundo mientras que con una conexión 3G la descarga desde internet móvil tomaría unos 6 segundos.

La velocidad máxima de conexión de internet móvil 4G es de 75 megabits por segundo (Mbps). La del 3G es de 7.2 Mbps. Además de estas tecnologías algunos operadores cuentan con generaciones intermedias como el 3G+ y el 3.5G. Con estas tecnologías la velocidad máxima llega hasta los 21 Mbps.

¿Qué influye en la velocidad de conección a internet móvil?
Además de la generación de la red móvil (3G o 4G) existen varios factores que afectan la velocidad de conexión a internet móvil. Y es que la velocidad real de conexión al internet móvil suele ser mucho menor que la velocidad máxima ofrecida, con una media cercana al 50% de la velocidad máxima de la tarifa de internet móvil contratada.

La distancia a la antena más cercana afecta la velocidad de conexión a internet móvil, especialmente en regiones apartadas. Tras años de crecimiento, la red 3G cubre la mayoría de municipios en España. Pero el 4G recién empieza y sólo tiene cobertura en las principales ciudades de cada provincia. Al alejarte de las antenas 3G o 4G la velocidad se reduce. Puesto que cada uno de los cuatro operadores de internet móvil con red propia (Movistar, Orange, Vodafone y Yoigo) gestiona su propia red, existen diferencias en la cobertura de internet móvil de cada operador.

La capacidad de la red y la cantidad de usuarios conectados a la misma antena también afectan la velocidad de internet móvil. En grandes eventos como conciertos o partidos de fútbol es común perder la señal de internet móvil pues la red se satura con tantos usuarios.

Si estás dentro de un edificio, especialmente en la planta baja la señal suele ser más débil y esto afecta negativamente la velocidad de internet móvil. Al estar fuera de un edificio la señal será más fuerte. Eso sí, siempre y cuando no estés en el coche o en un tren. Al estar en movimiento, la conexión de tu dispositivo a la red móvil cambia de antena al alejarte de la antena a la cual estés conectado y acercarte a otra. Este cambio también influye en la velocidad a internet móvil.

Tu móvil, tableta u ordenador también pueden influir en la velocidad de internet móvil. Un virus o un malware en tu ordenador puede transmitir datos (incluyendo tus datos personales) a través de internet móvil, reduciendo así la capacidad de transferencia disponible para las aplicaciones que tú utilices en internet móvil. Asegúrate de instalar un programa antivirus (hay algunos gratuitos) y actualiza regularmente el sistema operativo de tu dispositivo. Las actualizaciones suelen incluir mejoras en la seguridad y protección de datos.

¿Qué velocidad de internet móvil necesitas?
No todos necesitan de la máxima velocidad posible de internet móvil. Más aún cuando la diferencia de precios es considerable al decidirte por algún tipo de tarifa. Cualquier tarifa de internet móvil en España soporta al menos el 3G. Y la velocidad del internet móvil 3G es más que suficiente para muchos usuarios. Así que en muchos casos no es necesario hacerse a una tarifa costosa con internet móvil de máxima velocidad. Vamos a ver qué tipo de usuario eres y qué velocidad te conviene:

Usuario esporádico: si sólo usas el internet móvil para aplicaciones de mensajería como el Whatsupp o el correo electrónico, para acceder a las redes sociales de cuando en cuando y navegar en la red con el móvil, apenas notarías alguna diferencia entra una tarifa de internet móvil 3G y una 4G. Así que puedes elegir la menor velocidad que actualmente hay en España con una tarifa 3G.

Usuario intermedio: Si te conectas a internet móvil regularmente con un ordenador o a diario con tu móvil o tableta puedes ser un usuario intermedio de internet móvil. Además de usar los servicios de mensajería y de leer noticias en internet actualizas las fotos de tus redes sociales, ves vídeos en Youtube y navegas por páginas de internet con contenidos multimedia. Para que todo esto funcione fluidamente te conviene elegir una tarifa 3.5G o 4G con velocidades desde los 20 Mbps.

Usuario intensivo: quienes navegan a diario con el ordenador y consumen contenidos multimedia con sus dispositivos son usuarios intensivos. Y para ellos nada mejor que el internet móvil 4G que proporciona una conexión de hasta 75 Mbps, 10 veces mayor que la de un internet móvil 3G. Las tarifas 4G son por lo general más caras que las del internet 3G pero por la mejor experiencia al acceder a internet móvil merecen la pena. Con la conexión a internet móvil 4G podrás escuchar música en streaming, ver vídeos en línea, jugar por horas con tu consola y navegar fluidamente en cualquier página de internet.